AMIGO-ENEMIGO: La relación política, como relación siempre interpersonal, está caracterizada, entre otros rasgos, por una fundamental ambivalencia. Por una parte agrupa en un «nosotros», en una entidad supraindividual, a todos aquellos que con-viven políticamente, entidad que expresa una solidaridad de base, ya sea sincrónica (entre los miembros de la comunidad en el mismo tiempo), o diacrónica (entre las generaciones pasadas, presentes y futuras).Por otra parte la política excluye a «los otros», porque es una relación cerrada, que incluye a los amigos pero excluye a quienes no forman parte de la comunidad y están alejados de los límites físicos y afectivos del grupo y son por eso mismo enemigos efectivos o virtuales, en concreto o al menos en potencia. En la Historia de las Ideas Políticas es antiquísima la valoración del nexo entre política, amistad y enemistad, a tal punto que para muchos autores la relación amigo-enemigo es el núcleo explicativo fundamental del hecho político.(D. Fisichella – 1990)


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search