DISCRECIÓN DEL PODER EJECUTIVO: En principio, la expresión «poder ejecutivo» alude a alguien que ejecuta (que se encarga de que se cumplan) las leyes, es decir, las decisiones del poder legislativo. Sin embargo, tanto en el orden político como en el privado, los ejecutivos, los que ejecutan, tienen un margen bastante amplio de discrecionalidad respecto de aquello que deben ejecutar. Pueden proponer lo que luego se decide para que ellos lo ejecuten, pueden reglamentar la ejecución, e incluso postergarla o vetar la decisión, invocando una serie de razones. En los regímenes presidencialista s, el margen de discrecionalidad del Presidente es bastante amplio, aún sin contar con las chicanas que también se practican (tales como el «veto de bolsillo», que consiste en vetar algo cuando ya el Congreso no tendrá tiempo de tratarlo nuevamente hasta la próxima Asamblea).


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search