HÁBITOS DE OBEDIENCIA: La política logra asumir la dirección y autodirección de las sociedades, y realizar la asignación autorizada de valores dentro de ellas, fundamentalmente por los hábitos de obediencia de la gran mayoría de la población, hábitos que se fortalecen por la probabilidad de sanciones. La coacción es efectiva sólo por vía de excepción: una desobediencia generalizada hace imposible la observancia de las leyes.


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search