JUSTICIA: Como principio normativo, consiste en «dar a cada uno lo que le corresponde». Es un ideal, un concepto-límite, al cual se tiende, sin alcanzarlo jamás, pero cuya presencia orienta y estimula las acciones concretas que se inspiran en él de manera más o menos imperfecta. Presenta dos elementos esenciales: la alteridad (relación entre dos sujetos) y la igualdad (entre lo que se da y lo que se recibe). Su forma más elemental es la conmutativa, que regula las relaciones entre individuos sobre la base del principio de igualdad; la justicia distributiva manifiesta el deber de la sociedad de realizar el bien común entre los miembros; la justicia vindicativa expresa el derecho y el deber de las autoridades de castigar los delitos; y la justicia social, de origen más reciente, procura corregir las consecuencias inaceptables para la dignidad humana de la aplicación formal de normas jurídicas sobre los integrantes más débiles de la sociedad. Su problema filosófico fundamental estriba justamente en determinar qué corresponde a cada uno: qué le es debido y qué puede exigir cada uno. El criterio de igualdad es inadecuado; se usa el criterio de proporcionalidad , que plantea un nuevo problema: sobre qué término se establece la proporcionalidad . La respuesta varía con las diversas ideologías: la dignidad de cada uno en las concepciones clasistas; el mérito en las concepciones liberales; la necesidad en la concepción marxista.


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search