LIDERAZGO: Un líder es una persona que influye más de lo que es influido en su relación con otros, con los que está asociado. El liderazgo es un modo de influir; la influencia tiene un rasgo de persuasión por ascendiente, muy característico del liderazgo. El liderazgo se ejerce en el seno de una asociación, o sea de un grupo formado por participación en valores, objetivos, estrategias, y no por coacción o temor. Líder es quien influye, dirige, controla la conducta de otros por ascendiente, dentro de cierto campo de acción, definido por el objetivo perseguido. El liderazgo debe ser diferenciado de la autoridad (cuya fuente de poder es la ley) y de la dominación (que se respalda en la fuerza). Estas tres nociones expresan diversos modos de manifestación del ascendiente político, que incluso parcialmente pueden darse en la misma persona. El líder recibe una aceptación voluntaria de parte de los integrantes del grupo, en función de su aporte al logro de los objetivos grupales. El área predilecta para la manifestación de los fenómenos de liderazgo son las democracias pluralistas; en las autocracias, la forma corriente de ascendiente político es la dominación, y en las asociaciones voluntarias puras no habría ascendiente político (al menos en teoría) sino solo coordinación de esfuerzos cooperativos. Los regímenes democráticos pluralistas necesitan del liderazgo porque la difícil síntesis de orden y libertad es facilitada si alguien logra suscitar adhesiones espontáneas. Los líderes operan como agentes estabilizadores en un medio que tiende a ser inestable por la presencia simultánea y legalmente permitida de factores contrapuestos. Las funciones sociales del líder son: ayuda a definir el pensamiento y el sentimiento de los otros; ayuda a pasar del pensamiento a la acción, logra acuerdos sobre políticas y prioridades, vigoriza y sostiene el entusiasmo de sus seguidores. Hay diversos tipos de líderes: innovador, coordinador, vigorizador. El liderazgo es un fenómeno político de naturaleza psico-social, que en principio no tiene necesidad de la participación de factores institucionales. El respaldo institucional suele aparecer después, y su organización trabaja en la consolidación del líder, pero éste corre el riesgo de terminar siendo el instrumento, la cabeza visible del equipo oculto, nacido para sostenerlo institucionalmente pero que puede terminar adueñándose de los hilos del poder.


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search