MOVILIZACIÓN POLÍTICA: La presencia del pueblo en los procesos políticos a veces se presenta bajo forma de participación y a veces bajo forma de movilización. El concepto de movilización es bastante ambiguo porque a veces puede ser considerado una forma de participación, como cuando se lo usa para nombrar los resultados de técnicas de estimulación electoral durante las campañas políticas, o bien los procesos de promoción de las masas y su inclusión en los sistemas políticos mediante la ampliación del sufragio. Pero también tiene otro significado, como técnica de intervención sobre el público: por medio de la movilización es el régimen (especialmente los autoritarios) quien pide a la gente ciertos comportamientos y trata de fomentarlos. En este significado, el concepto de movilización es aplicable a los regímenes políticos no competitivos, cuando éstos tratan de estimular la presencia del público en el proceso político, con el preciso papel de proporcionar apoyo en respuesta a los exumos del poder. No se le reconoce al público la potestad de trasmitir libremente sus demandas, sino solo de responder con su apoyo a los estímulos que provienen del poder político. En ese sentido, se habla de movilización cuando las estructuras políticas fijan al público una directiva programática para lograr un objetivo unitario y usan todos los medios de represión y de persuación para realizar su programa. En los regímenes competitivos el poder trata de condicionar al público; en los regímenes no competitivos la orientación del público está determinada por el poder: no es poca diferencia.(D. Fisichella – 1990)


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search