PARTIDOS DE APARATO: Surgieron a fines del siglo XIX y principios del XX , a causa del desarrollo del movimiento obrero, cuando las movilizaciones espontáneas de protesta social fueron reemplazadas por partidos de trabajadores. Tienen el acompañamiento de una importante masa de adherentes, una organización definida y estable, un cuerpo de funcionarios calificados y pagos y un programa político sistemático. Esas características responden a los objetivos de estos partidos (promover un nuevo modo de convivencia civil, creado por las clases subalternas emancipadas) y a las condiciones sociales y económicas de las masas (necesidad de educarlas y de hacerlas políticamente activas y conscientes de su propio papel). Para esos fines no bastaba la agitación electoral ni la actividad parlamentaria. Necesitaban actuar permanentemente, impartiendo educación y motivación doctrinaria, para lo que necesitaban organización y personal idóneo pagado, porque los obreros no podían disponer más que de un pequeño tiempo marginal para actividades políticas. Estos partidos presentan una estructura doble: una organización política, piramidal, de secciones, federaciones y dirección central; y una organización económica-social -cultural, con sindicatos, cooperativas, centros de asistencia social, círculos de discusión, periódicos e imprentas.


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search