PRINCIPIO DE LEGITIMIDAD: Este concepto suele usarse con el mismo sentido que G. Mosca asignaba a la expresión «fórmula de la clase dirigente». Es el principio -o conjunto de principios- que la clase dirigente invoca para demostrar su legitimidad; es decir, no solo para gobernar, sino también para ser aceptada como gobernante. En otros tiempos puede haber sido el derecho de conquista, o el hecho de descender de los padres fundadores, o de una dinastía real. Ahora, en los regímenes democráticos se invoca el hecho de haber sido elegido por el pueblo (legitimidad de orígen) y de gobernar de acuerdo a las aspiraciones del pueblo (legitimidad de ejercicio).


¿Deseas conocer más?


Contáctanos

Déjanos conocer tus dudas y opiniones sobre nuestro movimiento nacional

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search